Efectos en la salud por contaminación atmosférica

Escrito por accionesquedejanhuella 11-02-2018 en Ambiental. Comentarios (0)

La contaminación del aire es el principal riesgo ambiental a la salud a nivel mundial.

Se entiende por contaminación atmosférica a la presencia en la atmósfera de sustancias en una cantidad que implique molestias o riesgo para la salud de las personas y de los demás seres vivos, vienen de cualquier naturaleza, así como que puedan atacar a distintos materiales, reducir la visibilidad o producir olores desagradables. 

Los principales mecanismos de contaminación atmosférica son los procesos industriales que implican combustión, tanto en industrias como en automóviles, calefacciones residenciales, que generan dióxido y monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y azufre, entre otros contaminantes. Igualmente, algunas industrias emiten gases nocivos en sus procesos productivos, como cloro o hidrocarburos que no han realizado combustión completa. La contaminación atmosférica puede tener carácter local, cuando los efectos ligados al foco se sufren en las inmediaciones del mismo, o planetario, cuando por las características del contaminante, se ve afectado el equilibrio del planeta y zonas alejadas a las que contienen los focos emisores.

Contaminantes atmosféricos primarios y secundarios 

Los contaminantes primarios son los que se emiten directamente a la atmósfera como el dióxido de azufre SO2 , que daña directamente la vegetación y es irritante para los pulmones. 

Los contaminantes secundarios son aquellos que se forman mediante procesos químicos atmosféricos que actúan sobre los contaminantes primarios o sobre especies no contaminantes en la atmósfera. Son importantes contaminantes secundarios el ácido sulfúrico, H2SO4 , que se forma por la oxidación del SO2 , el dióxido de nitrógeno NO2 , que se forma al oxidarse el contaminante primario NO y el ozono, O3 , que se forma a partir del oxígeno O2 . 

Ambos contaminantes, primarios y secundarios pueden depositarse en la superficie de la tierra por precipitación. El nitrometano es un compuesto orgánico de fórmula química CH3NO2. Es el nitrocompuesto o nitroderivado más simple. Similar en muchos aspectos al nitroetano, el nitrometano es un líquido ligeramente viscoso, altamente polar, utilizado comúnmente como disolvente en muchas aplicaciones industriales, como en las extracciones, como medio de reacción, y como disolvente de limpieza. Como producto intermedio en la síntesis orgánica, se utiliza ampliamente en la fabricación de productos farmacéuticos, plaguicidas, explosivos, fibras, y recubrimientos.

Principales tipos de contaminantes del aire 

Contaminantes gaseosos: en ambientes exteriores e interiores los vapores y contaminantes gaseosos aparece en diferentes concentraciones. Los contaminantes gaseosos más comunes son el dióxido de carbono, el monóxido de carbono, los hidrocarburos, los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre y el ozono. Diferentes fuentes producen estos compuestos químicos pero la principal fuente artificial es la quema de combustible fósil. La contaminación del aire interior es producida por el consumo de tabaco, el uso de ciertos materiales de construcción, productos de limpieza y muebles del hogar. Los contaminantes gaseosos del aire provienen de volcanes, e industrias. El tipo más comúnmente reconocido de contaminación del aire es la niebla tóxica (smog). La niebla tóxica generalmente se refiere a una condición producida por la acción de la luz solar sobre los gases de escape de automotores y fábricas.


Gases contaminantes de la atmósfera

Monóxido de carbono. Es uno de los productos de la combustión incompleta. Es peligroso para las personas y los animales, puesto que se fija en la hemoglobina de la sangre, impidiendo el transporte de oxígeno en el organismo. Además, es inodoro, y a la hora de sentir un ligero dolor de cabeza ya es demasiado tarde. Se diluye muy fácilmente en el aire ambiental, pero en un medio cerrado, su concentración lo hace muy tóxico, incluso mortal. 

Dióxido de carbono. La concentración de CO2 en la atmósfera está aumentando de forma constante debido al uso de carburantes fósiles como fuente de energía y es teóricamente posible demostrar que este hecho es el causante de producir un incremento de la temperatura de la Tierra - efecto invernadero. La amplitud con que este efecto puede cambiar el clima mundial depende de los datos empleados en un modelo teórico, de manera que hay modelos que predicen cambios rápidos y desastrosos del clima y otros que señalan efectos climáticos limitados. La reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera permitiría que el ciclo total del carbono alcanzara el equilibrio a través de los grandes sumideros de carbono como son el océano profundo y los sedimentos.

Monóxido de nitrógeno. También llamado óxido de nitrógeno (II) es un gas incoloro y poco soluble en agua que se produce por la quema de combustibles fósiles en el transporte y la industria. Se oxida muy rápidamente convirtiéndose en dióxido de nitrógeno, NO2 , y posteriormente en ácido nítrico, HNO3 , produciendo así lluvia ácida.

Dióxido de azufre. La principal fuente de emisión de dióxido de azufre a la atmósfera es la combustión del carbón que contiene azufre. El SO2 resultante de la combustión del azufre se oxida y forma ácido sulfúrico, H2SO4 un componente de la llamada lluvia ácida que es nocivo para las plantas, provocando manchas allí donde las gotitas del ácido han contactado con las hojas.

Metano. El metano, CH4 , es un gas que se forma cuando la materia orgánica se descompone en condiciones en que hay escasez de oxígeno; esto es lo que ocurre en las ciénagas, en los pantanos y en los arrozales de los países húmedos tropicales. También se produce en los procesos de la digestión y defecación de los animales herbívoros. El metano es un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global del planeta Tierra ya que aumenta la capacidad de retención del calor por la atmósfera.

Ozono. El ozono O3 es un constituyente natural de la atmósfera, pero cuando su concentración es superior a la normal se considera como un gas contaminante. 

Efectos nocivos para la salud 

Muchos estudios han demostrado enlaces entre la contaminación y los efectos para la salud. Los aumentos en la contaminación del aire se han ligado a quebranto en la función pulmonar y aumentos en los ataques cardíacos. Niveles altos de contaminación atmosférica según el Índice de Calidad del Aire de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) perjudican directamente a personas que padecen asma y otros tipos de enfermedad pulmonar o cardíaca. La calidad general del aire ha mejorado en los últimos 20 años pero las zonas urbanas son aún motivo de preocupación. Los ancianos y los niños son especialmente vulnerables a los efectos de la contaminación del aire. El nivel de riesgo depende de varios factores: 

• La cantidad de contaminación en el aire, 

• La cantidad de aire que respiramos en un momento dado, 

• La salud general. 

Otras maneras menos directas en que las personas están expuestas a los contaminantes del aire son: 

• El consumo de productos alimenticios contaminados con sustancias tóxicas del aire que se han depositado donde crecen, 

• Consumo de agua contaminada con sustancias del aire, 

• Contacto con suelo, polvo o agua contaminados


El siguiente vídeo nos puede ayudar un poco a entender más como algunos de los contaminantes que se encuentran libres en la atmósfera dañan severamente a la salud del ser humano, causando daños a corto y largo plazo. 

https://www.youtube.com/watch?v=-atccJlawTU

Conclusión

A medida de que las ciudades crecen, comienzan a sufrir una serie de problemas, entre los cuales la contaminación atmosférica constituye un riesgo medio-ambiental para la salud. Cuanto menor sea la contaminación atmosférica de una ciudad, mejor será la salud respiratoria y cardiovascular de su población. En México se norman los siguientes contaminantes atmosféricos: bióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO), bióxido de nitrógeno (NO2), ozono (O3), la cual puede dañar la salud de las personas y afectar a la vida de las plantas y de los animales, además se producen cambios en la composición química de la atmósfera que pueden cambiar el clima, producir lluvia ácida o destruir la capa de ozono. 

El organismo responde ante la contaminación del aire de tres maneras: Una de ellas es rechazando los contaminantes a través de estornudos, otra es a través de manifestaciones de agotamiento físico, y una tercera es a través de la presencia de diversos síntomas o de enfermedades específicas. La irritación en los ojos es una de las principales molestias que se presenta por la contaminación del aire, debido a grandes concentraciones de ozono en el aire y de innumerables partículas de polvo suspendidas en el aire. Los contaminantes químicos del aire pueden causar entre otras, resequedad de las mucosas, irritación y comezón en la piel, y diversas enfermedades respiratorias, vasculares y cardíacas, disminución de la capacidad de la sangre para transportar oxígeno al organismo, asma, bronquitis, en los niños menores de 5 años, aumento de la frecuencia de cáncer bronquial y enfisema pulmonar, problemas cardiovasculares, como trombosis, coágulos e infartos de gente adulta. 

Referencias bibliográficas

https://www.agro.uba.ar/users/semmarti/Atmosfera/contatmosf.pdf

https://www.msssi.gob.es/biblioPublic/publicaciones/recursos_propios/resp/revista_cdrom/VOL73/73_2_109.pdf

http://www.eumed.net/rev/delos/15/contaminacion-atmosferica.pdf